12 de junio de 2012

Un día menos, mil ganas más.

Es único y no me cansaré de repetirlo.
No sólo por el amor de hermano con el que me trata, si no por cada mínimo detalle que hace de él la mejor persona en el mundo que para mi existe.
Desde pequeño con esa preciosa sonrisa en la boca, nunca le enseñaron a sonreír, es marca de fábrica, una sonrisa que pocos que conozco tienen, una sonrisa que hace feliz a todo aquel que esta a su alrededor, una sonrisa que le caracteriza, una sonrisa que me da la vida. Sí, lo admito, si el es feliz todo para mi sobra, le quiero, mucho, bastante, demasiado, mucho más de lo que la gente imagina.
Su nombre una de mis palabras preferidas y sus abrazos uno de los mejores momentos del día.
Mi hermano, mi vida, mi todo.


6 comentarios:

  1. Que bonita entrada, tienes un blog genial.
    Te sigo pásate si quieres por el mio,
    xoxo -Ángela
    http://nubesd.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la entrada, ya nadie escribe sobre amor más allá de a quien ama, olvidándose del familiar o del propio.. :)
    Precioso el blog. Te sigo :)
    Sigue así y mucho ánimo!
    Besos desde:
    http://www.sicatorcevidasondosgatos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes, muchas gracias por seguirme :)

      Eliminar
  3. gracias por compartir esta entrada con nosotros, no muchas veces se ve el amor a la familia por aquí, fantástico blog, espero que sigas escribiendo más, me gustaría sorprenderme con algo nuevo como esto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, escribir sobre este tema es lo que más me gusta, en breves tendrás una nueva entrada :)

      Eliminar