8 de julio de 2012

Que no se noten los 800 km que nos separan.

Me levanté, sentía que no era un día cualquiera, era especial, era diferente. El motivo aún lo desconocía
No tardé en saberlo, había llegado un sobre a mi  nombre con un contenido inimaginable para mí, me pilló desprevenida, no me lo esperaba.
Pronto una sonrisa se dibujó en mi rostro, ese sobre me lo había enviado la persona que más quiero en el mundo, no podía estar más feliz, no era mi cumpleaños, no era una fecha significativa, era un día cualquiera de un mes cualquiera, no había motivo alguno para recibir nada, pero él aún así me lo envió desde aquellas tierras lejanas.
No es un simple detalle, es el más bonito que han tenido conmigo, no me lo envió mi novio, tampoco mi mejor amigo, sólo podía ser de él, de mi hermano.
Cada día más motivos para quererle, no tengo palabras, sólo mil ganas de abrazarle.



2 comentarios:

  1. Chica, me ENCANTA tu blog.
    Escribes genial, en serio, no dudo en seguirte.
    Estamos en contacto, me pasaré cuando hayas publicado nuevas entradas.
    Te invito a pasarte por el mío, siempre estará abierto para ti.

    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  2. Hola, te propongo un reto que tal vez te guste:
    El lunes salen las bases pero antes tienes que confirmar en el blog que lo aceptas para que te apuntemos.

    Desde acompáñame, llevamos unos meses queriendo reunir a los mejores blogs que seguimos. Si aun no te has apuntado al reto de Halloween que lanza Acompáñame, no olvides que te esperamos allí, tenemos ganas de ser muchos.

    http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2012/10/reto-de-halloween.html

    Un saludo.

    ResponderEliminar